Instalación al CUBO

En las semanas pasadas se monto una pequeña instalación en el pequeño y olvidado jardín enfrente del cubo, donde se monto un artículo (sobre una nueva herramienta de Google) escrito por un compañero de  la facultad; en función de  entablar el diálogo entre estudiantes y en colaboración a la regeneración del cubículo. Se intentara mantener esta exposición de trabajos de de  divulgación y  critica de temas de interés común  entre la comunidad estudiantil.

Aquí puedes leer el artículo completo……

…Y Google lo hizo de nuevo (google street View, Mexico)

Ciudad de México, Lunes 16 de noviembre de 2009

por: gabengut

La crisis de la información, de la sobre-información, de rostros sin-figura e imágenes de la red  inagotables. Montes fértiles donde hasta las hierbas podridas nacen-crecen-las más truchas se reproducen-y mueren, crece un cerezo para “el hacer del arquitecto”. Cuando leí sobre Street View me eche a la web y me tropecé con menuda sorpresa. Es una herramienta especial incorporada al ya conocido Google Maps:

 

“La mayor innovación de este sitio en internet es Street View, una función que se introduce por primera vez en América Latina y permite tener una visión fotográfica de 360 grados de las calles más importantes del país.”[1] Pues si y no, la verdad yo esperaba eso: las calles más importantes y resulto que mi casa de barrio humilde allí estaba (cuando pasaron estos tíos, quien sabe) me di una vuelta por otros barrios y se las gastaron los de Google en meter su carrito por casi cada rincón de la ciudad. 

 

Olvidaos de gastos innecesarios en larguillos mal tirados, cada día parece que las herramientas nos sientan más a la silla del “desdén”, ahora lo pienso como una metáfora en la que progresivamente  la dinámica (pasiva) de la vida nos lleva al piso, a acostarnos. Del planeador en obra, artesano de la construcción a escala humana, a la sillita donde frente a esta pantallita luminosa las labores se nos entregan (con o sin imaginación).

Ahora podremos pasearnos por estas calles de ciudad (y al fin con seguridad, lo que años de promesa política no han conseguido), evitar los levantamientos fotográficos (exteriores, ya los interiores no m…) y consecuentemente alegrar al estudiante.

Será que acaso nos volveremos al cinismo de no conocer los sitios físicamente; cuando las herramientas virtuales han llegado al reconocimiento fotográfico en 360 del globo, no quisiera sonar más trágico que la realidad misma, pero admito que las herramientas fortalecen y flaquean indistintamente a los individuos. Es allí cuando imagino si es la  nuestra una población que digiere los eventos…

Ejercicio de pensamiento a nivel banqueta, pruébenlo (que el pan está calientito) y comenten. Tengo la certeza que como en su momento Google Earth modifico el análisis de sitio, esta herramienta será un paso más sobre la línea equilibrista de la modernidad.

 

INSTRUCCIONES

  1. Entren a (http://maps.google.com.mx)
  2. Métanse a su rinconcito favorito de la ciudad.
  3. Vean al muñequito anaranjado a la izquierda del cuadro.
  4. Jalen al muñequito (sé que están en la web así que tengan cuidado) al mapa.
  5. Tírenlo y vean las calles en azul.
  6. Ya lo sacaron… paséenlo.

Si no la pillan métanse a: http://www.google.com/support/mobile/bin/answer.py?hl=es&answer=106661

+INFO http://www.eluniversal.com.mx/articulos/56446.html

 Contacto: gabengut@hotmail.com

 

Anuncios

Publicado el 1 diciembre 2009 en El Cubo Fisico. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. si, yo lo usé el viernes pasado para llegar a una inauguración en Polanco.
    Sin embargo mi querido Gabo, creo que la cuestión no pasa por la metodología: es decir, hermmanientas más, herrmamientas menos la verdadera crisis no está en el cómo se hacen las cosas sino en el porqué. Es verdad que la observación de sitio, los levantamientos tipológicos, etc… hechos personalmente implican un conocimiento -¿residual?- mayor que el hecho tras el monitor; pero resultan igual de útiles dependiendo la inserción en el hecho proyectual, poniéndolo de otra manera: un ejercicio proyectual que realmente considere el “contexto” deberá por fuerza valerse de herramientas mucho más sólidas y diversas que las dos mencionadas (dígase análisis estadístico, edafológico, climatológico, en un largo etcétera) y por tanto me parece que sería imposible pretender reemplazar un conocimiento necesario con uno incompleto (lo cual no demerita su enorme valor). Creo que decir que el hecho de poder recorrer virtualmente las calles en vez de visitarlas en persona implica una sustitución en el conocimiento de la realidad del “contexto” en materia proyectual es dar una cosa por perdida: el hecho de valorar la visita física sobre la virtual sólo puede implicar que se trata de “recuperar” el conocimiento -vuelvo a lo mismo, resudual- que como partículas de polvo se adhieren a la experiencia. Esto amplía un poco el conocimiento que podríamos tener sobre el sitio pero no es ni por mucho suficiente.
    A lo que voy es que si existe un verdadero interés por conocer el entorno, una visita física es insustituible e imprescindible. Si se puede sustiruir una visita física por un larguillo de google, es prueba indiscutible que el estudio de “contexto” resulta un mero trámite con pasos intermedios que pueden ser acortados. Termino repitiendo la premisa: el problema no es el cómo, sino el porqué, porque ultimadamente el porqué acaba definiendo al cómo.
    un abrazo
    Leonardo

    • Agradezco tu comentario Leonardo. Lo escrito es una garra tendida (con un poco de humor) sobre lo que las herrmientas impactan en el hacer de las personas. Es cierto que no pasa en su totalidad por “el que utilizamos” para llegar a determinado conocimiento, en este caso meramente: información visual. Mas podemos verlo como una + de las tendencias hacia el sendentarismo (exageró claro esta).

      Sobre el pensar en el el como y el porque, estoy de acuerdo en que el porque configura al como, mas no será que el como desfigura el porque?. El punto que tocaba es si acaso nuestra sociedad entiende el sitio que las herramientas tienen (cosa que a mi se me escapa de repente), pues dejamos de lado (como apuntas) la razón y el motivo de las cosas.

      Sumado a la materia en si del texto, es pensar que esta como muchas de las bodades de la actulidad, es tremendamente útil para “darse una empapada” de lo que es el contexto en sitios a los que dificilmente podemos llegar. Al final no desprecio la idea “de la vista nace el amor”.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: